Carta de Pascua 2022

 

“Yo soy la resurrección y la vida, el que cree en mí, aunque muera, vivirá, y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás...”

Juan 11:25-26

Queridos hermanos y hermanas

     Como escuchamos en el Evangelio de San Juan si creemos en Jesús tendremos vida eterna en el cielo. Es la relación con Él que nos lleva a esforzarnos a crecer en nuestra fe y compartir la promesa de la vida eterna.

Mientras reflexionamos sobre nuestra vida espiritual podemos encontrar nuestro significado y nuevos comienzos a través de Jesús. Incluso durante estos tiempos difíciles: Covid, violencia callejera y la guerra entre Rusia y Ucrania. En un tiempo en el que venimos presenciando imágenes de enfermos de Covid, disparos en nuestros barrios, ucranianos huyendo de las calamidades de una guerra. Aquí en casa, la temporada de Cuaresma nos da la oportunidad de un nuevo comienzo al repensar cómo he estado agradecido por mi salud, la persona a mi lado, disfrutar de la libertad y la justicia que nos ofrece nuestro país. En María Reina del Cielo hay muchas maneras en que podemos comenzar a fortalecer nuestra fe. Por ejemplo: esta Cuaresma se nos ofreció llevar un broche en forma de cruz como signo de compromiso con una verdadera transformación; es decir morir al pecado que provoca un gran abismo y que nos impide ser verdaderos discípulos y misioneros de nuestro Señor Jesucristo. Otro ejemplo de como incrementar nuestra fe y transformación es asistiendo o viendo la Misa, leyendo la Biblia, la oración o compartiendo la caridad con los necesitados. Como comunidad participaremos en una obra de caridad: el Jueves Santo nuestra colecta irá hacia “Catholic Relief Services” para ayudar a nuestros hermanos y hermanas necesitados en Ucrania, y la Colecta del Viernes Santo irá a ayudar al “Taller de San José” en La Villita que tiene un ministerio de acompañamiento para las personas. Todas estas son maneras maravillosas de seguir a Jesús y vivir el Evangelio en nuestras vidas.

     Estoy muy contento de lo que hemos logrado de acercar más personas a Cristo. Humildemente les pido apoyar nuestro importante trabajo al considerar en oración hacer una donación única de Pascua de $125 por familia o lo que sea posible para garantizar que nuestros ministerios y operaciones parroquiales puedan continuar. Sus regalos de Pascua nos ayudan a llevar a cabo la misión de nuestra parroquia (Casa). Algunas de las formas más fáciles de donar son con una tarjeta de crédito, utilizando nuestro sitio web que es seguro de donaciones en línea DONAR o dejar un regalo en la parroquia en un sobre. Durante este tiempo en que algunas familias no pueden dar, ¡sepan que cualquier cosa que puedan dar es muy apreciada! Si no puede hacer una donación financiera, le pido que continúe orando por nuestra familia de María Reina del Cielo; y sepa que también estoy orando por usted.

     Gracias por apoyar nuestra misión. Que Dios le bendiga a usted y a su familia durante esta temporada de Cuaresma. Que el Señor Resucitado traiga la alegría y la paz a su familia

 

Pax,

Padre Sergio de la Torre

Administrador Parroquial

Easter-Cross.jpeg

C  E  L  E  B  R  A  C  I  O  N  E  S

Misa y Servicios

Semana Santa